Captura de pantalla 2013-03-13 a la(s) 04.02.48

Resumen:

American Horror Story triunfa en FX. ACB se pica e intenta hacer algo parecido. Les sale de culo.

Jane y Henry son una joven, feliz, honrada y enamorada pareja. Lo único que empaña su felicidad súper chachi es que son más pobres que Concha Velasco. Un día Gavin Doran, el dueño del súper lujoso edificio Drake y ex John Locke en Lost, contrata a Jane para ser una especie de chapuzas del edificio. Con el curro viene un apartamento fenomenal en el edificio, así que lo acepta. Todo está fenomenal e incomprensiblemente a ese señor tan inquietante y tan forrado que es Locke y su mujer que es nada menos que Vanessa Villiams les súper encantan Jane y Henry, así que no paran de hacerles regalos carísimos, invitarles a mega fiestas, ayudar a Henry en su carrera como político…

Pero nosotros, que somos un público omnisciente, sabemos que algo muy malito se cuece, porque Gavin/John Loke tiene unos superpoderes con los que extorsiona, chantajea y se carga a la gente que están curiosamente ligados al Drake. Vamos, que es muy, muy malo. Nosotros lo sabemos, pero Jane y Henry no, ellos viven en su mundo de piruleta y se creen que les han dado ese curro, ese apartamento y todo el rollo protectoril de la pareja Doran por sus caras bonitas. Hasta que Jane empieza a ver movidas extrañas en el edificio, escucha voces, descubre mosaicos misteriosos… Y se empieza a oler que algo rarungo pasa.

En fin, que todo esto lo veías venir pero no te interesa y ese es el problema de esta serie. A nadie le interesa. No te engancha, no te da miedo, no te importa quién pueda morir… Vamos, que se cubrieron de gloria. Con lo bien que está American Horror Story que me ha dado incontables noches en vela, que casi es responsable de la muerte de mi gato por asfixia del miedo que he pasado en muchos episodios y que ha vuelto a hacerme creer en Zachary Quinto (en la segunda temporada, Asylum) como villano malvadérrimo y tío que da muchísimo miedo en general, porque en Heroes yo me hacía pis encima cada vez que salía, pero cuando intentó hacerse el Señor Spock… Cómo te diría yo… Que no flipes, Zachary Quinto. Que eres muy hijo de perra y punto, no te metas en otras movidas.

El personaje más molón:

Hombre, aquí no hay duda. El personaje más molón es y siempre será el de Jessica Lange. Tanto si hace de sureña conspiradora y racista, como de monja satanás, como si hiciera de plato de pescado o de guitarra acústica. Jessica Lange es inmensa en el género terror y si ves esta serie jamás podrás sacarla de tus peores pesadillas.

Ehm… sí… Estoy hablando de American Horror Story. Te puedes ahorrar ver 666 Park Avenue, no hay ningún personaje ni medio molón.

El personaje que más apesta:

Todos. Ninguno de los personajes tiene la más mínima profundidad a pesar de que la serie está basada en un libro, mira que es difícil. Pues así es. Todos huelen a culo. A culo sucio. A culo con caca. A culo con caca de señor mayor. A culo con caca de señor mayor muerto hace un mes.

Momentazo:

Sale Woopy Goldberg. Eso mola, porque hace mucho que no la veíamos. Para la estupidez que hace durante dos capítulos se la podrían haber ahorrado, porque es como una medium un rollito Horáculo de Matrix que parece que va a desvelar algo molón de la trama y al final, no. Es muy fuerte que pasen estas cosas en las series.

¿Por qué voy yo a ver esta mierda?

Porque tiene 13 capítulos y acaba. La han cancelado (oh, súper sorpresa) Acaba con un cierre porque imagino que Terry O´Quinn/Gavin Doran/John Locke se negó rotundamente a tomar el pelo a la audiencia y dejar una serie inconclusa otra vez.

 

¿Por qué no voy a verla si tiene tan buena pinta?

En el fondo no eres tan idiota como para hacer esta pregunta.

 

Un apunte friki del que no tenías ni idea.

La realidad, como parece que pasa a menudo aunque no sea a mi, es más interesante que la ficción. Me explico. En Nueva York existe realmente un edificio del que se piensa que está embrujado. Se llama Dakota (Dakota-Drake… Ves la similitud hasta tú) y tiene una historia repletica de misterios e historias molonas.

Se dice, se comenta, que el Dakota está maldito porque un brujo negro (negro no de negrata, sino de magia negra. Bueno, a lo mejor era negro, eso no lo sé ni me interesa) se alojó en él y realizó rituales de los que imaginamos todos los que hemos visto El día de la bestia con cabras y sangres de vírgenes, y así atrajo fuerzas oscuras y muy malrolleras al edificio.

Como tiene esa fama y la mayoría de los actores y músicos son idiotas perdidos (esto es un hecho real y contrastado, habla con cualquier técnico de cine) hay ostias para conseguir un apartamento en él. Han vivido allí peña como Lauren Bacall, el último que ha conseguido un apartamento que es Alec Badwin o Boris Karloff, del cual se dice que practicaba allí el espiritismo fuertemente, y que cuando la palmó ahí mismo en el Dakota su espíritu se quedó un tiempecillo asustando a varios inquilinos que huyeron por patas del edificio.

También Roman Polanski (otro tío que no está nada jodido de la cabeza) rodó allí parte de la película con el título más desafortunadamente traducido al castellano de la historia Rosemary´s baby o La semilla del diablo. ¿Existirá algún otro lugar en el que cambien el título de una peli para convertirlo en un spoiler de la misma? Por favor, si conoces algún otro caso, te invito a comentarlo y nos reímos todos.

A lo que iba con Rosemary´s Baby, es a que el rodaje de la peli hizo famosa la historia del edificio con la magia negra, y hubo manifestaciones de sectas satánicas allí mismo para parar el rodaje (si el Foro de la Familia puede manifestarse las sectas satánicas con más razón) Y ahora es cuando vas a flipar, en una de esas manifas estaba la secta a la que pertenecía Charles Manson, con el propio Charles ahí pancarta en mano. Años después cumplieron sus amenazas y llevaron a cabo la matanza de Cielo Drive, cargándose entre otros a Sharon Tate, mujer de Roman Polanski, y al hijo del que Sharon estaba embarazada.

Por último, aunque no menos inquietante, en el Dakota vivieron John Lennon y Yoko Ono. Él fue asesinado a sus puertas y ella sigue viviendo allí.

Todo esto sólo podría ser más siniestro con zombies. Quién sabe, Yoko Ono parece cerca.

Categorías:

Superoderes y movidas sobrenaturales.

Series para ver mientras limpias la casa.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 22.46.44Resumen o sinopsis

Un joven rico llamado Oliver Queen viaja en su barco con papá. El barco naufraga y papá la palma, pero antes le da a Oliver una libreta con un listado de nombres de los malos malosos que están corrompiendo y destruyendo la ciudad como si fueran políticos españoles.

Oliver llega a una isla y evidentemente está hecho papilla, pero tiene la suerte de encontrarse con un chino que es una mezcla entre un Ninja y Bear Grills que le transmite lo que puede de su sabiduría, porque en la isla esa hay otros malos malosos con pasamontañas que dan mucho miedito y claro, hay que defenderse. Te has quedado loco, ¿no? Normal.

confusionLa movida es que Oliver se tira 5 añazos en la isla esa, y claro, se vuelve un crack de la supervivencia, se mega-maza y aprende a repartir ostias como panes y a darle a un pececillo con una flecha desde la cima de un acantilado, haciendo el pino, con los ojos cerrados y dos manatíes apareándose a su lado.

Lo que pasa, que no todo es una isla misteriosa y molona (que somos tontos y las islas misteriosas nos siguen gustando aunque en Lost nos metiesen un cactus por el orto con el final) la historia es que vamos saltando del momento isla (que resulta que es el pasado) al día de hoy. Y es que Oliver regresa a casica con mamá, su hermana pequeña, su ex, su amigo, etc. Y vuelve locamente obsesionado (5 años en una isla pensando todo el rato en lo mismo, lo entendemos) con cargarse a todos los de la lista. Así que nada, más o menos se ventila a uno por capítulo. Como en El Equipo A pero con muertes, que eso mola. Pero que igual que pasaba en esa serie que nos gustaba de críos porque éramos críos, acaban siendo todos los capítulos iguales. A ver, hay más miga y mucha subtrama, lo malo es que en fondo te la suda porque lo que quieres es ver la isla y sale súper poco. La corrupción… qué quieres que te diga, bastante mierda hay en casa como para que me preocupe por la de una ciudad ficticia que encima tiene un tío que se carga a esos chorizos a flechazo limpio. Y son tan subnormales de querer detenerlo, si es que…

El personaje más molón

Arrow. Por cierto, que en teoría, Arrow el nombre de “superhéroe” de Oliver, pero en la serie todos le llaman “El justiciero” y polladas así. Estupideces incomprensibles de guionistas listillos que se creen originales. En fin, que Arrow mola. Mola porque prefiere matar a llevar a la gente a la cárcel. Este sabe de qué va la movida, que los delitos prescriben, que todo el mundo niega todo aunque haya grabaciones y papeles oficiales manuscritos que confirman lo que eran sospechas, que de pronto aparecen amnistías escandalosas por lo descaradamente que benefician a los corruptos… vamos, que no hay nadie de ningún lugar o color que teniendo pasta sienta el peso de la justicia (otra que parece ya casi tan seguro que no existe, como dios) así que directamente se los carga. Pum. Flecha en el pecho, en el ojo, en la frente… y muerto. Un miserable, mentiroso y estafador menos. Tiene todo mi respeto. Si no fuera porque tengo que coger tres asientos en los aviones y el número de gatos con el que se puede viajar es limitado, yo misma me iría a una isla desierta y seguiría su ejemplo, pero claro, también está el problema de que todo esto es ficción, y esos malos malosos no existen en la vida real.

El personaje que más apesta

El nivel de tufaco es alto. Te acaban cayendo mejor los malos malosos, porque los secuaces de Arrow se ponen santurrones y no hay quien los trague. Pero si tengo que decidir cuál apesta más, y tengo que decidirlo porque este es mi blog y yo he puesto estas normas, me quedo con Arrow. ¿Arrow? What? ¿No era el más molón? Ya oigo las sirenas de la poli acercándose a mi casa para detenerme por haber hecho que les explote el cerebro a mis miles y miles de seguidores.

Ah, pues no eran para mi. No me lo explico. Tampoco para mi vecino que me habla en el ascensor. Aún me lo explico menos. La cuestión es que sí, Arrow apesta. Apesta en primer lugar porque a raticos se deja convencer por los demás en vez de seguir sus principios y dedicarse a matar a tope. Y en segundo lugar porque hace mucho el tonto con las tías. Al principio le dice a su ex que pase de él, que es un cabrón y va a ser malo con ella, pero en realidad es para protegerla porque es un justiciero y si  los súper villanos descubren su identidad secreta pueden hacerle cositas muy chungas a la chati. Vale, de acuerdo que yo no entiendo esto muy bien, seguramente porque la relación más íntima que tengo con un hombre es con mi otorrino (mi ginecólogo no me coge el teléfono ni me abre la puerta desde hace dos años, sin yo haber hecho nada más que alabar su trabajo) pero por lo que veo en las series parece ser una práctica habitual esa de proteger a las churris alejándose de ellas. Eso sí, a la ex la largas con esa excusa pero bien que te quieres calzar a la detective, ¿eh? A esa te da igual que la maten los malos, ¿eh? Pues si lo que quieres es follar tampoco la invites a cenar y hagas el paripé, que la chavala se va a confundir. ¿Lo ves, Arrow? Apestas porque al final piensas con el pito y eso no es nada superheróico, es muy de señor de Parla. Por hacer eso acaban palmando o jodiéndola bien la muchos superhéroes bastante más jefes que tú. Ten cuidadito.

Momentazo

Tormenta en el mar. El barco se hunde. Quedan vivos en una balsa Oliver, su padre y un marinero. El padre le confiesa todo a Oliver. A penas tienen comida y agua. El padre calcula y ve que sólo hay posibilidades de que uno sobreviva. Sopesa la situación. Le coge la pistola al marino. Le pega un tiro. Se vuela la cabeza. Oliver tiene diecisiete ataques de ansiedad uno detrás de otro. Al final llega a la isla no se sabe cómo, con el cadáver de su padre con medio cerebro fuera y un trauma XXL.

Captura de pantalla 2013-03-05 a la(s) 00.39.47

¿Por qué voy yo a ver esta mierda?

Porque te gustan los suerhéroes y después de la chorrada de The Avengers, el ladrillo intragable de Green Lantern, la babosada de Captain America, la vergonzosa X-Men Origins de Lobezno y el absoluto espanto/horror/decepción/basurainfecta de la última de Batman, esto es un pequeño consuelo. Ojo, pequeño como un pene pequeño. Es un pene, pero es pequeño.

¿Por qué no voy a verla si tiene tan buena pinta?

Porque no estás de postoperatorio y te puedes mover. Por si no has entendido el símil del pene, te lo explico de otra manera; si te puedes mover, la definición perfecta es que entre irte a un bar y ver la serie, mejor vete al bar. Y entre ir al parque con gente haciendo ejercicio, niños jugando y perros existiendo, mejor la serie.

Un apunte friki del que no tenías ni idea.

La ciudad que aparece en la serie, Starling City, es ficticia como he dicho antes. Los planos de cuidad que aparecen en la serie son de Frankfurt, Philadelphia y Boston. Es curioso porque normalmente en las series no se molestan diferenciar los escenarios de una misma ciudad sino es con lugares diferentes de la ciudad donde se rueda. Es un esfuerzo creativo y de producción notable. Qué pasada, ¿no?

Surprise

En fin, voy a darte una pastillita rosa porque sé que en el fondo lo interesante te la pela y quieres barro.  Stephen Amell, o sea Oliver Queen, o sea Arrow, es un poco zopenquete. Confiesa que la actriz Candice Accola (Caroline del mojón The Vampire Diaries)

le daba unas palizas brutales al Scrabble porque, según Amell “Existe una estrategia que no entendía del todo.” Que majo, yo te lo explico; consiste en juntar letras y hacer palabras que te den la mayor puntuación posible. Se llama leer, escribir y sumar. De nada, ricura.


Categorías:

Superpoderes y movidas sobrenaturales.

Faloseries.

Para tomárselo en serio.

Series para ver mientas limpias la casa.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 10.27.30

Resumen o sinopsis

Rick Grimes, un policía de Atlanta con muchas pelotas, recibe un balazo estando de servicio y se queda en coma. Cuando se despierta… ¡Oh, Dios mío! Hay un holocausto zombie bestial. Como tiene las citadas pelotas gordas consigue salir del hospital y bueno, mejor no te cuento lo que pasa después porque es la ostia. Aunque te hayan hablado basura de esta serie, tienes que ver el episodio piloto. Sufrirás pesadillas con zombies el resto de tu vida.

Por otro lado, a las afueras de la ciudad está ese grupeto variopinto típico de cualquier holocausto tratando de sobrevivir. Entre sus integrantes están Lori la mujer de Rick, Carl su hijo y Shane su ex compañero que lidera el grupo y además se zumba a Lori, que es bien puta y ya lo verás si aguantas la serie.

¿Logrará Rick salir vivo de Atlanta y reunirse con su familia? Y, si lo consigue, ¿cómo se van a quedar la puta de su mujer y el soso de su hijo que pensaban que estaba muerto? Por cierto, que pensaban que había muerto porque se lo había dicho Shane… ¿para follarse a la puta de Lori? Y lo verás. Drama isabelino. Telenovela perunchi con zombies de fondo. Me flipa.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 10.30.45

El personaje más molón

Acabo de decir que es un soso, pero van pasando las temporadas y el niño que era idiota e insoportable como la mayoría de los niños en general y de los personajes de esta serie en particular, va molando cada vez más. Ojo, SPOILER. Por lo que mola es porque la subnormal de su madre se queda preñada (no te digo de quién, tía, es súper fuerte) y al dar a luz la palma, y claro, Carl tiene que pegarle un tiro en la cabeza para que no se convierta en zombie. Y con dos cojones, lo hace y desde entonces se convierte en un tipo duro que no te apetece que muera (toda una excepción en esta serie)

3-     El personaje que más apesta

No merece la pena odiar con mucha intensidad a nadie porque van palmando poco a poco casi todos.  A mi la mayoría me cae mal y me alegro de que se los zampe un zombie, pero me alegraría de que se os zampasen a la mayoría de la gente. En fin, os dejo un montaje de Lori que no tiene gracia pero es cierto, y con eso vais que chutáis.

Captura de pantalla 2013-03-03 a la(s) 12.51.22

Momentazo

La verdad es que cuanto más avanza la serie, mayor criba se hace de personajes odiosos (que es el mayor problema de esta serie) Eso mola, porque resulta bastante realista pensar que en un apocalipsis, sea zombie o no, los primeros en palmarla va a ser la gente más gilipollas. Básicamente porque una vez libres de estúpidas leyes y normas sociales nada te impide cargarte a gusto, por poner un ejemplo fácil, a esa vecina con sandalias transparentes que le da besos con lengua a su perrito y que encima se molesta porque te tapas la boca y la nariz con la mano cuando ella entra en el ascensor. Señora, si se me puede ocurrir algo peor en la galaxia que el que toquen babas de perro, eso es que me toquen babas de perro mezcladas con las de un sub-ser con los dientes en más tonos de marrón y caqui que el catálogo de Coronel Tapioca, y que además piensa que es buena idea embutir sus pezuñas en un plástico que no sólo no transpira, sino que hace un ruidito de ventosa húmeda al andar. Que merece usted la muerte es una evidencia.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 10.39.21

 

Lo que quería decir antes de dejar volar mis instintos asesinos, es que conforme van muriendo personajes altamente asesinables, para mi la serie va mejorando. La peor temporada es la segunda porque está llena de gente, y no nos engañemos, es un absoluto coñazo, pero si aguantas hasta la tercera, recibirás tu recompensa.

A donde quiero llegar con todo esto, es a que elegiría otros momentos de la tercera temporada, pero me voy a quedar con uno que aparece en el segundo capítulo y así te destripo lo menos posible la temporada nueva. Soy considerada, anótalo.

Así pues, aquí llega, hablando de destripar. Nos encontramos a nuestro amigo Rick todavía bastante desubicado con el tema zombie en la azotea de un edificio que está a punto de ser invadido por ordas de walkers muy alterados. Con él hay unas cuantas personas que se ha ido encontrando y que no tienen ni flowers de qué hacer para escapar. Pero amigos, ahí está Rick que como es poli y tiene un sombrero molón lo sabe todo. El caso que a ti te pasa esto y te cagas.

Pero Rick no, Rick conrola su esfínter y se da cuenta de que distinguen a los vivos por el olor. Así que todos juntitos cazan un zombie, lo destripan y se lo untan por la ropa. Y este es el resultado.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 10.50.31

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 10.50.37

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 10.51.06

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 09.39.08

Hay más, pero te aseguro que es mejor que lo veas…

¿Por qué voy yo a ver esta mierda?

Ya te lo he dicho, es una telenovela con zombies. No sé qué mas se le puede pedir a una serie.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 10.55.49

¿Por qué no voy a verla si tiene tan buena pinta?

Esto es un debate intenso en la santa red. Lo cierto es que la serie tiene momentos e incluso capítulos tan aburridos que cuesta serle fiel como a una novia que no la chupa, y es muy posible que incluso ya durante la segunda mitad de la primera temporada te hartes de estar todo el rato esperando un ataque zombie (en el que muera Lori, si puede ser) y pases de verla. Yo sólo digo que con la tercera temporada llega la recompensa, y la novia aprende a chuparla y se lo traga.

Un apunte friki del que no tenías ni idea

Está basada en un cómic. Es coña, eso lo sabe hasta mi abuela.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 11.03.04

Lo curiosamente común a las series y pelis actuales sobre holocaustos, es que en el fondo los humanos dan mucho más miedo que los zombies. Esto también es algo que me parece muy realista. Y la primera vez que lo pensé fue cuando vi 28 días después de Danny Boyle (no os la perdáis, al igual que 28 semanas después del maravilloso Fresnadillo que por si eres un inculto y además incapaz de deducirlo por el nombre, es español) El caso es que la secuencia de arranque de 28 días después y el inicio de The Walking Dead son prácticamente iguales. En 28 días el protagonista despierta de un coma y se encuentra con el holocausto zombie exactamente igual que Rick. Incluso hay un momento salida al patio muy similar (normal, tendrán que salir del hospital a ver la movida) Entonces, ¿qué fue primero el huevo? ¿la gallina? ¿28 días? ¿The Walking Dead? Hay respuesta para todo. En primer lugar:

http://www.20minutos.es/noticia/124329/0/huevo/gallina/dilema/

Y en segundo lugar, antes que la serie fue la película, y durante unos días la gente que es idiota y no sabe leer criticó mucho la serie, pero claro, amigos, es que lo primero fue el cómic… ¿Lo había leído Danny Boyle? Él dice que no, que “sacó” las ideas de I am a legend y de The day of the triffids. Nunca sabremos la verdad.

Captura de pantalla 2013-03-04 a la(s) 11.04.02

También para satisfacer vuestra curiosidad frikesca y aprovechando que conozco algún que otro chascarrillo del medio, os voy a contar una anécdota sobre 28 semanas después. Hay un grandísimo productor en este país (no voy a decir su nombre aunque es fácil adivinarlo con un poco de investigación) que fue a ver al señor Danny Boyle, y con un par le dijo; “Danny Boyle,  ¿hacemos una secuela?” Y Danny le dijo: “Paso” Y el productor le dijo “¿Si te traigo un guión acojonante me dejas hacerla y además la produces?” Y Danny dijo : “Venga” Y ese señor productor orquestó toda la movida para que el inmensamente talentosísimo señor Fresnadillo y algunos secuaces escribiesen el pedazo de guión que tiene 28 semanas después. Y el resto es historia. ¿Te ha gustado el cuentito? Otro día, más.

Categorías:

Para tomárselo en serio.

Superpoderes y movidas sobrenaturales.

Resumen o sinopsis:

O podría titularlo “American Dad”. O podría decir “Cleveland Show”. O cualquier gilipollez lobotómica que cague Seth MacFarlane. Ay, nuestro amigo Seth, ese maestro del arrivismo. Ese experto en aprovecharse del talento y la originalidad de los demás. Mediocre en todo; en dibujar tiras cómicas, en cantar, en actuar y en escribrir hasta que se miró en el espejo de Matt Groening cuando “Los Simpson” ya llevaban ochenta y siete temporadas triunfando. Es el típico que te quita el sitio bueno en la playa cuando vas a remojarte. El que se compra la misma camiseta guapísima que te costó tanto encontrar. El que te mete el codo en el concierto. El que oye como en clase das una respuesta por lo bajini y la repite bien alto. En definitiva, el que te roba los chistes. Ahora presenta un genialérrimo programa llamado “Comedy Roast” en el que famosos divertidos e ingeniosos (no como él, que por suerte sólo lo presenta) se dedican a destrozar a un invitado famoso y fracasado en cada progama. Recomiendo especialmente el de Charlie Sheen.

Y ahí está Seth, con su sonrisilla, rodeándose de las ocurrencias de gente más lista y más graciosa que él a ver si le cae algo. Decir que “creó” esta serie es como atribuirle algún mérito al que “creó” el chocolate blanco. Un tipo cogió una receta de gran éxito y cambió un par de ingredientes para hacer un producto igual pero peor, y siempre hay gente imbécil que lo consume, gente que piensa; “Oh, me aburro del original, me apetece una copia mediocre.” Que se extinga la raza humana de una vez, por favor.

El personaje más molón:

El único que no me produce un salpullido purulento al verlo es Brian, el perro. Básicamente porque es el único personaje que tiene más profundidad que un plato de postre. Porque es un genial escritor fracasado por infravalorarse, y se infravalora porque es un jodío perro. Me mola también porque es un alcohólico, algo con lo que me identifico, porque ahora mismo estoy escribiendo borracha en mi solitario piso. ¿Qué pasa?, ¿Te sorprende?, ¿Es que no has leído en el puto título del blog que no tengo amigos, o qué?. Que idiota eres, de verdad. Pues bueno, eso me mola de Brian, y que además está secretamente enamorado de Lois siendo que él es un jodío perro. Un jodío perro. Y ella es humana y mujer de su mejor amigo. Y él es un jodío perro. A mi me pasa igual con un amigo de mi hermano, un rubio cachas que se parece a Mario Casas en más cosas de las que yo quisiera. Si fuésemos personajes de una serie de dibujos (¡Oh, sí, animación!) él sería un guepardo salvaje y yo un manatí vegetando. Voy a por otra birra.

Captura de pantalla 2013-03-08 a la(s) 18.37.40

El que más apesta:

Todos apestan a sobaco sudado, pero Cleveland Brown merece una mención especial, porque siendo que las únicas características de su personaje son ser negro y hablar despacio es muy notable que le hayan hecho un spin off. En serio, sacrifica el centímero que te queda de cerebro para corroborar mi teoría y sintoniza NEOX, cadena para adolescentes retrasados por antonomasia donde la ponen constamentemente, y así además la ves doblada y puedes ser como Atila y que por donde pase esta serie no vuelva a crecer una sola conexión neuronal. No lo vas a notar mucho.

Momentazo:

He de reconocer a pesar del dolor físico que me provoca esta serie, hay un capítulo de  “Padre de Familia” que hasta le sacó una mueca de sonrisa a mi “cara-de-oler-mierda”. Es en el que Stewe y Brian viajan por diferentes universos paralelos, llegando a uno en el que todo está dibujado por Disney. Está gracioso y bien hecho. Hay un momento musical sublime al más puro estilo “Blancanieves”. Lo malo es que acaban una vez más con el recurso facilón antisemita, un insulto al espectador informado más que al espectador judío. En esta mierda de serie cuando no saben qué hacer recurren a lo supuestamente punzante y políticamente incorrecto sin ningún tipo de sutilieza. Vamos, que te lo ponen fácil para que lo pilles, porque saben que eres igual de idiota que ellos, ¿te lo había dicho?

 

¿Por qué voy yo a ver esta mierda?

Porque no tienes nada mejor que hacer, y al final tanto masturbarse te erosiona y te duele, y te hace falta un rato que rellenar hasta que el Biopel haga su efecto.

Captura de pantalla 2013-03-08 a la(s) 18.55.26

¿Por qué no voy a verla si tiene tan buena pinta?

No mientas, ya la has visto y te ha encantado, porque te identificas con Meg aunque en realidad eres Chris.

Un apunte friki del que no tenías ni idea:

Nuestro amigo Seth MacFarlane casi la palma en los atentados del 11S. No pilló el vuelo porque tenía un resacón brutal y llegó tarde. El avión que tendría que haber cogido se estampó contra una de las Tolles Gemelas de Nueva York. Cuando veas sus series juzga tú mismo si tendría que haberlo cogido o no, yo lo tengo claro.

Categorías:

Dibujos animados, (oh, sí, animación)

Series para ver mientras limpias la casa.

Estoy fatal, necesito unas risas.

Faloseries.

Resumen o sinopsis:

Una judía narigona con delirios de grandeza, una negra gorda que se cree Aretha Franklin, un marica rebotado y un paralítico gafotas son algunos de los protagonistas de esta serie en la que, como parece ser que estaban poco marginados se unen alegremente al coro del instituto al que van (en EEUU un Glee Club de toda la vida) Su motivadísimo profesor, que es como el hermano feo de Orlando Bloom, trata constantemente de hacerles sentirse bien con sus taras a través de la música y claro, como no es la realidad, que es una serie, lo consigue.


El personaje más molón:

Sue Silvester. Es la definición de “malos que nos molan”. Es la jefa de las animadoras. Una nazi que te cagas, despiadada, lista y bien hija de puta. Los objetos de su odio máximo son perder, las tetas operadas, el profesor del Glee Club, el pelo del profesor del Glee Club, la barbilla-culo del profesor del Glee Club y el Glee Club. Y ya está, se dedica a putearles y humillarles a lo loco.


El que más apesta:

El marica, Kurt Hummel. Que conste que a mi que soy muy de odiar, los maricas, en general, me gustan. Yo a ellos no, pero ya no lloro ni nada. Una vez en H&M, intentando embutirme en una camiseta de esa talla para niñas anoréxicas que es la 44, el dependiente que era gayer perdido tuvo que entrar a ayudarme a quitármela, se me estaban poniendo los brazos morados y todo, y fue lo más cerca que he estado en mi vida de follar. De follar con otra persona, quiero decir. A lo que voy, que soy bastante fan de los estilismos que le calzan a Kurt, pero ¿tiene que ser tan intenso? Una cosa es ser sensible y otra es ser una marica estúpida. Además, Chris Colfer tiene una voz de pajarito muy cargante y lo peor, mira la foto. No soporto la boca asquerosa que pone cuando canta, con el labio superior ahí forzadísimo. Será la costumbre de comer rabos porque si no no me lo explico. Que ordinaria estoy hoy, de verdad.

Momentazo:

Hay muchos, porque aunque es una serie muy educativa, integradora y edulcoradita, a veces tiene un humor punki que nos gusta. Y si no te gusta te debería gustar porque es un signo de inteligencia y claramente necesitas disimular tus taras. El momentazo, en un capítulo Sue se casa consigo misma de una forma que hasta te parece lógico. Evidentemente este momentazo me flipa porque yo pienso hacer lo mismo algún día.

¿Por qué voy yo a ver esta mierda?

Porque los personajes son muy excéntricos y eso da pie a situaciones muy divertidas. Además cantan y bailan temazos. Baila hasta el paralítico. Y la música y el baile también son cosas que a mi me gustan y que me desprecian profundamente. Como los maricas, ¿te acuerdas de que lo he escrito antes? Si es que a veces no sé por qué me molesto en hacer esto, si seguro que sabes leer a duras penas. En fin, que te lo pasas muy bien viéndola y siempre deja buen sabor de boca, como los rabos que se zampa Kurt.

¿Por qué no voy a verla si tiene tan buena pinta?

Si eres un chico déjame darte un falodato del que me había olvidado, hay dos animadoras lesbianas. Sigo. Lo malo que tiene esta serie es que se pasan con el buen rollito de la integración, de que nuestras diferencias nos enriquecen y de que mola ser un loser. Mirad, ser un loser no mola una mierda y eso lo sabemos todos. A estos chavales en la vida real les partirían la cara a diario y el día menos pensado acabaría eso con uno haciéndose un Columbine y montando un cristo fino. Eso y que a veces los números musicales se hacen largos y pesados. Como los rabos que se zampa Kurt.

Un apunte friki del que no tenías ni idea:

En EEUU hay verdaderas ostias entre los artistas para aparecer en la serie y/o para que versionen sus canciones. Slash de Guns and Roses declaró que “Glee es peor que Grease y eso que Grease ya es mala de por sí”. Tampoco aceptaron Bryan Adams o Coldplay, quienes finalmente cambiaron de opinión cuando se invitó Gwyneth Paltrow a aparecer en un capítulo de la serie. Por si tienes vida, lo cual dudo mucho, y no sabes estas cosas, te diré que Gwyneth Paltrow y Chris Martin, el cantante de Coldplay, están casados y tienen un niño al que llamaron Apple. Sí como lo del Iphone. Sí, Manzana. Ser rico y famoso no te exime de tomar decisiones estúpidas de muerto de hambre. Aquí una imagen del retoño.

De todas maneras, los que más se rebotaron con lo de que sus canciones apareciesen en la serie fueron Kings of Leon. A la segunda negativa de la banda, el creador de la serie Ryan Murphy, se cabreó como una mona y les llamó “estúpidos egocéntricos”  por impedir con su negativa que “un niño siete años decida entrar en coro o aprender a tocar un instrumento musical después de ver alguien cercano a él cantar una canción de Kings of Leon”. Ahí dejó Ryan Murphy bien claro que lo fácil es ver la paja en el ojo ajeno, incluso más que hacérsela que es a lo que se dedica él cada vez que piensa en sí mismo y en lo genial que es por crear un show que acerca la música a los niños. Toda una novedad en la televisión, claro. De todas formas el batería de Kings of Leon, Nathan Followil (por si a alguien le interesa su nombre a pesar de que no es el cantante) utilizó ese patio de colegio que es Twitter para seguir la fiesta escribiendo; “Querido Ryan Murphy, déjalo ya. Ve a un terapeuta, hazte una manicura, cómprate un sostén nuevo”. Y Ryan le respondió llamándole homófobo y maleducado. Y Nathan pidió perdón. Y así hasta el infinito para que la gente sin amigos como yo podamos llenar nuestras solitarias horas con algo más que acariciariciar al gato y comer.

Categorías:

¡Quiero ser siempre adolescente!

Estoy fatal, necesito unas risas.

Si tú tampoco tienes amigos, puedes usar estos.

Resumen o sinopsis:

Tres hombres divorciados muy patéticos se van a vivir juntos. La todavía más patética abogada de sus divorcios se hace su amiga y así los cuatro forman la familia menos interesante de la historia de la televisión.

El personaje más molón:

Lo único reseñable es que uno de los divorciados, Wayne Knight, hacía de Dennis Nedry en Parque Jurásico y se lo comía un dinosaurio.

 

El que más apesta:

El tufo que expulsa cualquiera de los personajes de esta serie te puede destrozar la pituitaria. Sólo hay que verlos, están sobreactuados hasta en el cartel. Recomiendo que metas tu picota en un hormiguero furibundo antes que exponerla a esta tortura, pero como siempre y aunque me parezca un error, la decisión final es tuya. Así que por si acaso la ves, te diré que vas a querer matar a Kristen Jhonston, sí a la actriz. La recordarás porque llegó a la cima de su profundidad interpretativa cuando dio vida a Wilma Picapiedra en “Los Picapiedra en Viva Rock Vegas”. Y dirás; ¨No es la atriz, es el personaje”. Eso dirás. Y lo dirás porque, eres el tipo de persona que ha decidido voluntariamente ver esta serie, o sea, un imbécil.

Kristen es odiosa. Más odiosa que confundir el imperativo con el infinitivo. Más odiosa que el gel de ducha Magno. Más odiosa que ponerle a tu bar el nombre de la calle en la que está. Supongo que no hay mucho más que decir. Su cara de orangután confuso y sus andares de percherón desgarbado te dirán lo demás. Encima, por si todo esto fuese poco, su personaje es la típica treintañera penosa cuya única motivación es poner un hombre en su vida. Me pregunto si los guionistas y productores entendrán alguna vez que ese problema, desde la existencia de los gatos caseros y los dildos, ya no conmueve a nadie.

Momentazo:

El único momentazo que tiene esta serie es la semana que llevo intentando escribir una crítica que al menos no de tanta vergüenza como la serie. Gracias, ¨The exes” por robarme lo único que tenía en la vida, mi gracia natural y aguda inteligencia. ¡Gato, ven aquí y quiéreme!

¿Por qué voy yo a ver esta mierda?

No sé, porque quizá has decidido que tu cerebro merece un severo castigo y la cocaína no te parece suficiente.  Bueno, y por lo dicho, porque a pesar de que me parece un error que así sea, tienes libre albedrío.

¿Por qué no voy a verla si tiene tan buena pinta?

Porque valoras a tu neurona solitaria, que aún resiste el hambre y vapuleo al que la sometes, y sabes que ver esta serie le supondría una paliza de la que no se recuperaría jamás.

Un apunte friki del que no tenías ni idea:

TV Land, la cadena esbirro de MTV que emite este esputo, originalmente solo programaba series clásicas de los 50 a los 80 como “Cheers”, la “Star Treck” original, “M*A*S*H” o “La familia Munster” y maratones de estas los fines de semana. Tampoco emitía publicidad actual, sino que sus anuncios eran igualmente grandes clásicos de la televisión americana. Mola, ¿no? Te gustaría tener un canal así, ¿no? Pues no puedes. Otra consecuencia de la involución a la que estamos condenados por los avances de la medicina y la falta de depredadores. Dios, si existes mándanos de una vez una buena epidemia que sanee este planeta de memos incultivables.

Categorías:

Series para ver mientras limpias la casa.

Faloserie.

Si tú tampoco tienes amigos, puedes usar estos.

Resumen o sinopsis:

Jess es una chica más maja que las pesetas, más dulce que una Pantera Rosa y más excéntrica que @espeonzaaguirre que, al descubrir que su novio la engaña, se larga de casa y acaba compartiendo piso con tres chicos que también resultan ser bastante peculiares. A partir de ahí, lo que surja, que es mucho y muy divertivertido. He llegado a llorar de risa con esta serie.

El personaje más molón:

La verdad, los personajes están muy, muy bien, pero me voy a quedar con la prota, Jess. Esto es raro, porque normalmente siempre hay un secundario mucho más molón, pero es que Jess es lo más. Tiene la manía de cantarse a sí misma de una forma hilarante, es torpe, es rara, está chalada, pero es tan maja… Si finalmente me doy al bollerismo ella será mi mujer ideal. Si finalmente no lo hago, siempre me quedarán sus cánticos de pirada.

El que más apesta:

La que más apesta soy yo babeando por esta serie. ¿Qué me pasa? ¿Tendré la regla? Voy a ver.

Captura de pantalla 2013-03-02 a la(s) 21.23.30

Momentazo:

Efectivamente, la tengo.

 

Mientras me aseaba y renovaba mi frescor íntimo en el cuarto de baño de mi solitario piso, he pensado que una de las raruneces molonas que tiene esta serie es que en el piso todos comparten un mismo baño con; dos lavavos, un meadero de esos de chicos y una ducha con un banco tipo gimnasio. Así que se convierte en un lugar de reunión donde todos aprovechan para contarse sus vidas mientras uno mea, otro se ducha, otro se pasa el hilo dental…  Es asqueroso, pero me gusta. Necesito amigos.

¿Por qué voy yo a ver esta mierda?

Porque es sorprendentemente divertida. Uno piensa que Zoey Deschanel es una indie guapita que va de guay, con sus ojos azules gigantes, su flequillo y su grupo folkipopi, y no digo que no, ¡pero es que es tan graciosa! No es como otras series, esta te puede gustar incluso aunque tengas pene.

¿Por qué no voy a verla si tiene tan buena pinta?

Porque eres muy macho y a ti las series para tías, aunque sean cojonudas, te sudan los huevos peludos.

Un apunte friki del que no tenías ni idea:

En el piloto hay un personaje muy divertido, el entrenador, interpretado por Damon Wayans Jr, el cual debe de tener un coeficiente intelectual parecido al tuyo, porque pasó de esta joya y prefirió hacer la segunda temporada de “Happy Endings”, una serie hecha para divertir a gente que lleva más de diez años en coma, en la que aparece como episódico Max Greenfield, el genial Schmidt de “New Girl”. Debe de haber pocos actores en Estados Unidos por lo que parece. En fin, que hay gente que, simplemente, no se merece ser feliz. Lo digo por Damon, no por los comatosos, esos están ahí tranquilamente sin molestar a nadie. A ver si ahora vais a ir por ahí diciendo que soy una zorra insensible.

Categorías:

Estoy fatal, necesito unas risas.

Si tú tampoco tienes amigos, puedes usar estos.

Te pondrá de buen humor aunque tengas la regla.